miércoles, 29 de febrero de 2012

Otra vez Pilar Fajardo

Fuente: Blog Volandovengo de Jorge Bustos

Lo hablé con Pilar hace tiempo. Le dije que su baile debía ser más reflexivo, más reposado, que no se baila sólo con el cuerpo y el corazón, sino también con la cabeza; que tenía todas las papeletas para convertirse en la mejor bailaora de tablao de esta tierra; que podría ver el mundo frente a frente, pero tendría dificultad para mirar al cielo.
Pilar Fajardo es la segunda vez que baila en La Platería en menos de un mes. Es la segunda vez que me sorprende con su baile maduro. Difícilmente la veíamos arrostrando las formas más sentidas, dramáticas y profundas del flamenco, pero, con la soleá de la vez anterior y el taranto de esta ocasión, ha adquirido una perspectiva interesante.
El cuadro que le acompaña este día es completamente distinto e igual de eficaz. Para mostrar el buen hacer en las tablas, es necesario estar rodeado de buenos músicos. Un cuadro que haga agua puede desvirtuar la actuación de un bailaor o de una bailaora en más de un cincuenta por ciento.
Jaime Heredia ‘El Parrón’ se templa para empezar con una soleá, demostrando su universo único indiscutible en este palo básico. Su voz ya es limitada y se casca con facilidad. Sus tres, cuatro, temas para el cante alante pueden ser sublimes. Incluso hace buen papel apoyado por otros cantaores para cantarle al baile. Pero, me temo, que se le hace cuesta arriba cuando sólo él lleva el peso del cante atrás. Lo que se evidenció en los tarantos rematados con tangos con los que terminó la primera parte.
El baile, como digo, fue circunspecto y bien estructurado. Los postreros tangos también fueron merecedores de elogio. Ricos en roneo y gracia sacromontana.
Entre medias, Melchor de Córdoba y Luis de Melchor, padre e hijo, hilvanaron unas bulerías con sus guitarras sin desperdicio alguno, a pesar del alto margen de improvisación, a pesar de que Melchor se comía a Luis, a pesar de que la guitarra de éste último se oyera poco. Son de los pocos representantes, si no los únicos, del toque bravo del desaparecido Marote.
La segunda parte comienza con los nuevos bríos de Jaime que propone unos fandangos naturales para acabar cantándole alegrías a la algecireña, que logra redondearlas un poco más que la vez anterior. Es su baile de referencia, que rememora su tierra, aunque actualmente se halla impregnado de tintes de cueva y escenario granadino. Quizá le vendría bien un viaje de ida y vuelta para volver a salpicar de sal gaditana sus escobillas.

Los excesos de un bailaor

Fuente: Blog Volandovengo de Jorge Bustos 

Flamenco Viene del Sur
Si Luis XIV hubiera sido bailaor se llamaría Antonio ‘El Pipa’. Rabelais habría escrito de él. Antonio es excesivo en su cuerpo, en sus formas, en su lenguaje. Protagonista de su mundo, sabe lo que desea destacar. Con una puesta en escena muy cuidada, nos enfrentamos al tópico de la vida errante del pueblo gitano y el orgullo de serlo. Repetición por otra parte necesaria para atender a unas raíces que ya, al menos en nuestra tierra, atienden al pasado. Por este sedentarismo que domina en la actualidad, el caló o lengua de los gitanos se ha ido perdiendo. Aunque El Pipa lo reivindica en sus canciones y en su programa. Así, por ejemplo, Nuevo día, como se llama la segunda parte de un espectáculo que se hizo largo, es ‘Nebó chibel’ o Por amor (cuarta parte) es ‘Per Jelem’.
De esta forma, con cuatro partes, veremos brujulear a los actuantes para desembocar en una historia de amor, con boda y todo, como marca la tradición. Antonio atesora esas costumbres y, como mero espectador o testigo privilegiado, va dando cuenta de cada uno de los pasos de su gente. Una gente que no hace sombra, tan sólo una primera bailaora llamada Macarena Ramírez, con una gracia y un control desmedido, que, cuando aparece, a pesar de ser pequeña, ocupa todo el escenario, se lo bebe, eclipsando al resto de sus semejantes.
Una proyección en el telón de fondo, difumina a los bailaores. Lo que puede ser un interesante juego de luces y de sombras, tan sólo desvirtúa la escena. Las bambalinas blancas, en vez de las habituales negras, en cambio son un acierto de pureza y esperanza. Un abuso de la música en off, por último, termina desconcertando.
A partir de ahí, se suceden bailes evidenciables del hilo narrativo que, individualmente (Antonio o los solistas), en pareja (Macarena Ramírez e Isaac Tovar) o en grupo (todo el cuerpo de baile), nos llevan a un final feliz. El Pipa baila abandonaos, tientos, seguiriya o soleares de un mismo corte. Su baile es redondo y muy flamenco, a veces repetitivo, siempre histriónico y exagerado. Gusta regodearse en su mismo cuerpo y tiene pellizquitos reconocibles, como demostró por bulerías. Lleva al cantaor a su lado, aunque su discurso está por encima, e interactúa con él como si fuera un elemento imprescindible en su dictado. Uno de sus aciertos es contar entre con Morenito de Íllora, un cantaor de oficio, que se rebusca por dentro, con un eco gitano encomiable y un buen momento en su dominio. Un desacierto a su vez fue silenciar el micrófono de este maestro y reforzar el de la cantaora protagonista, Mara del Rey, a todas luces con menos facultades que el de Íllora.
La obra sigue con momentos bellos y otros inexplicables. El cuadro de de baile es mediocre para una compañía profesional y el primer bailaor pasable. Me quedo, como he dicho antes, con Macarena y su desenfado, a pesar de algunos desequilibrios al principio. Su baile es alegre y completo, seductor y preciso. Una farruca tan solo musical nos muestra un paso a dos, con estos primeros danzantes, tan sensual como extemporáneo, con beso final incluido, mientras la luna se va llenando a sus espaldas.
Choca igualmente un villancico, o un canto metido por villancicos, que, fuera de su ambiente, se hace extraño (por no hacer mención de la mala suerte que conlleva entre las creencias gitanas). Destacamos por otra parte un baile breve de los chicos con chapas de metal mientras rueda una música polifónica. El sonido de esos metales, sobre todo cuando bailan encima de ellos, nos hacen pensar en las vanguardias agradecidas de Galván.
Termina la historia con un canto de alabanza, cercano al culto, con la boda antedicha y con la bandera gitana proyectada sobre el fondo. Besando el suelo, a la manera Maya, se despide un bailaor que sin duda tiene sus incondicionales.

Entrevista Estrella Morente: "El flamenco es libre, como Morente"

Fuente: Canarias7.es 28/02/12

Carmen Delia Aranda - Las Palmas de Gran Canaria
La cantaora prevé desplegar todo su embrujo el próximo 10 de marzo en el Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria donde ofrecerá un concierto. Durante el recital presentará canciones inéditas de su padre, el desaparecido cantaor Enrique Morente.
— ¿Cómo será el concierto que ofrecerá en Gran Canaria? ¿Con cuántos músicos vendrá usted?
— Será un concierto flamenco y desde el alma, y tendré la suerte de estar acompañada por las maravillosas voces de Antonio Carbonell, Angel Gabarre y Jose Enrique Morente Kiki, la percusión de Pedro Gabarre El Popo, la segunda guitarra de El Monty y a mi derecha, la primera guitarra, estará el gran Montoyita. Al sonido estaremos acompañados, arropados y protegidos por otro gran artista que, aunque no se le ve la cara, es muy importante en este espectáculo, que es nuestro técnico de sonido Joan Fornés.
— ¿Cómo se lleva la responsabilidad de presentar al público los temas inéditos de su padre? ¿Cómo han sido recibidos?
— Son cantes de mi casa, es la música de mi casa y el respirar nuestro lo que procuro entregar, y supongo que a la gente le llegan las cosas dependiendo del acierto con el que se entregue, pero entiendo que hay una curiosidad especial por seguir descubriendo trabajos de Morente y mi último disco es uno de ellos.
— ¿Esta gira está siendo especialmente dura por el desgaste emocional o, por el contrario, evocar la figura de su padre le da más energía para llevarla a cabo?
— A mí no me hace falta evocar ni invocar a nadie. Mi padre está dentro de mí y está presente en mi cante e intento que mis actitudes también tengan su presencia, aunque no siempre lo consigo porque él es genial.
— El concierto incluye poesías de Lorca y San Juan de la Cruz, ¿cuál es la intencionalidad de este recital? ¿A dónde quiere llevar al espectador?
— Hay veces que las canto y veces que no. La literatura y los textos de San Juan de la Cruz y otros grandes siempre acompañan nuestras obras.
— ¿Le hace mucha ilusión que Chico y Rita haya sido nominada para el Oscar? ¿Cómo fue ese trabajo con Bebo Valdés?
—  Me hace muchísima ilusión, me reconforta y me alegra que los grandes trabajos y el talento se valore, en esta ocasión, mundialmente, pero éste trabajo sería muy especial para mí que lo premiaran, porque supondría un reconocimiento universal a mi queridísimo Fernando Trueba, al gran Mariscal, y a mi tío Bebo, porque Bebo es el mejor representante que podamos tener todos los músicos. Realmente es una obra maestra en la que de pronto me veo en medio, agradecidísima, y loca de contenta con el resultado. Una experiencia realmente única en mi carrera.
— Hace unos días salió a la venta un cd del grupo Quäsar, de punk rock, en el que usted colabora. ¿El flamenco tiene encaje en cualquier estilo?
— El flamenco es libre, como Morente...nosotros somos trabajadores de la libertad
— Usted cantó en Womad Canarias, ¿qué recuerdos le dejó?
— Yo llevo a Canarias en el corazón y en el acento. He tenido la suerte de cantarle a los canarios pensando que era uno de ellos y creo que así lo entendieron... Hay una química especial, no sé como explicarlo, os podéis imaginar de dónde son los plátanos que comen mis niños. ¡Viva Canarias!

lunes, 27 de febrero de 2012

Hoy comienza el Ciclo Flamenco viene del Sur

HOY:

 Antonio el Pipa
COMPAÑÍA DE FLAMENCO
Danzacalí
Danzar de los gitanos
Febrero 2012: Día 27 (21 h.) 17 €
ABONO CICLO FLAMENCO VIENE DEL SUR
9 entradas por 108 € (con un máximo de dos entradas por espectáculo).
Nº de abonos limitado


Antonio El Pipa. Compañía de flamenco.
Antonio «El Pipa» nace en Jerez de la Frontera (1971) en el seno de una de las familias gitanas del barrio de Santiago con más tradición flamenca, de quienes recibe la formación como bailaor. A lo largo de su ya dilatada carrera profesional, además de participar en formaciones jerezanas, ha formado parte de diferentes compañías como la de Manuel Morao, Cristina Hoyos o Ricardo Franco hasta crear en 1997 su propia compañía. El primero de sus montajes fue Vivencias, dedicado a la memoria de su abuela, Tía Juana la del Pipa, al que le siguieron Generaciones, Puntales, Trilogía, De Cai, el baile, De la tierra, Pasión y ley, De tablao y Puertas adentro (versionado en 2010 para homenajear a Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento) que le han llevado de gira por escenarios nacionales e internacionales y por los más importantes festivales y encuentros de arte flamenco. Acaba de estrenar una nueva versión de El amor brujo, un encargo del ballet nacional de cuba, en el que es director artístico y coreógrafo. Su última producción es la que nos presenta en este 2012 que bajo el título de Danzacalí, danzar de los gitanos ha recibido elogios por parte de la prensa como: “Nueva maravilla del mundo”
Considerado fiel y justo heredero del baile gitano más puro y auténtico, libre de artificios y adornos superfluos y alejado de las últimas tendencias que en el baile flamenco vienen operando, ha sido galardonado con el Premio Nacional de la Crítica Española (1997) y la Insignia de Oro de la Peña Flamenca Tío José de Paula. «De tablao» fue considerado además el mejor espectáculo flamenco en 2005, y en 2008 recibió el Premio de la Cátedra de Flamencología de Jerez de Baile Flamenco.
Quelar es Zincalós
Los gitanos siempre errantes, siempre cambiantes, llenos de aventuras y vivencias, y hasta de supervivencias que nos hacen conocedores de una historia que nos ha ido marcando a lo largo de nuestra existencia. Largos caminos, de un pueblo a otro, de una ciudad a otra, de un país a otro, de ahí una enriquecida cultura, y de ahí, a la vez, un mayor arraigo a la nuestra, a la propia. Comunidades en familia, hermandad y respeto por los nuestros; admiración por lo desconocido y defensores de lo que ofrecemos, nuestro mayor y mejor patrimonio, con el que mejor nos expresamos, y con el que nos defendemos; el que nos dio un lugar, apaciguó una riña, acercó a un romance o nos consiente una nueva unión, unión de amor. Por eso campiñas y acampada para una reunión, noches y lunas llenas, llenas de romances, amaneceres de días nuevos para el jornal, una nueva ciudad para triunfar y una familia unida para dar, para dar y regalar lo que tenemos, la esencia del «danzar de los gitanos, Danzacalí» y aquí, en estas nuevas tierras de la baja Andalucía un nuevo lenguaje: sencillamente el Flamenco.
ELENCO (Chifrumía)
Bailaor principal (Quelararó brotorboró): Antonio El Pipa
Bailaor solista (Quelararó gelé): Isaac Tovar
Bailaora solista (Quelararí gellí): Macarena Ramírez
Cuerpo de baile (Drupo on quelañí): Ana Ojeda, Luz Mª De La Hera, Marta Mancera, Antonio Vázquez, Manuel Del Río, Juan C. Avecilla
Cante (Guillabar): Mara Rey, Maloko De Sordera, Joaquín Flores,
Guitarra (Bajañí): Juan José Alba, Fco. Javier Ibáñez
Compás (guajaís): Luis de la Tota

domingo, 26 de febrero de 2012

Son ganas de bailarle al cante

Fuente: deFlamenco.com

Entrevista: Jorge Fernández Bustos
Fotos: Miguel A. Molina

Cuando ya tenía la grabadora apagada, al final de la entrevista, Fuensanta La Moneta hizo que la encendiera para ampliar los comentarios que había vertido durante la misma. Tal es su pasión y sus ganas de trasmitir. Nacida en Granada, lleva una carrera ascendente y muy personal desde que en 2003 fue reconocida con el Desplante flamenco en el Concurso Internacional de las Minas de La Unión.

Con su baile ha recorrido medio mundo y es admirada en todas las latitudes. Extremo Jondo es tu tercer montaje escénico, el cual, después de un año de rodaje, ha decidido pasarlo a DVD para su constancia.

Nos interesamos por este trabajo y le preguntamos en qué se diferencia de sus anteriores espectáculos.
Se diferencia sobre todo en que no es un espectáculo coreográfico en el que el baile es el protagonista y la música está a su servicio, sino que está basado en el cante y tanto el baile, como la guitarra y la percusión estamos al servicio de él. Mi expresión en el baile, por tal característica, llega a ser otra. Estoy totalmente relajada y libre en el baile.
¿Qué te llevó a trasladar Extremo Jondo a DVD?
Teníamos gran interés de que de este trabajo quedara constancia para que el día de mañana fuera un referente para la posteridad. No es la primera vez que se hace una obra con los mínimos elementos, pero éste es un espectáculo donde destaca el esfuerzo, el trabajo en equipo, con una calidad musical contrastada y el planteamiento novedoso. De ahí mi interés de que quedara grabado y era una forma de darle salida a nuestro trabajo, que no se limitara simplemente a los escenarios.
Lo estrenaste en el Festival de Música y Danza de Granada en 2010, en el teatro Isabel la Católica, y lo has grabado en agosto de 2011, en la clausura de Los Veranos del Corral, ¿ha cambiado mucho durante este año de rodaje?
Sí, la obra ha sufrido algún cambio como todos los espectáculos. Cuando se estrena un trabajo y se va rodando, siempre se le hacen cambios que se crean convenientes. El más evidente es que Extremo Jondo se estrenó con Enrique el Extremeño y se ha grabado con Miguel Lavi. Se ha cambiado el cante, lo que permanece es el concepto y la comunión entre el cante, el baile y la guitarra.
Me consta, por otra parte, que esta obra sigue cambiando, que está viva. ¿Cómo te planteas esa evolución?
En realidad, la obra cambia cada vez que expone al público, porque hay una libertad de expresión… Incluso una misma se sorprende de cosas que salen de, de cosas que se crean en ese momento. Después, en otra función, serán otras cosas. Tenía muy claro que, al basar el espectáculo en el cante, el baile tenía otra responsabilidad. Al tenerlo tan claro, y el resto del equipo también, el proceso de montaje ha sido muy natural. Desde que se estrenó hasta hoy ha mejorado pero no es muy distinto de la primera vez.
¿Tiene mucho de improvisación, de espontaneidad cada vez que representas la función?
Claro. Hay muchos momentos de espontaneidad. Tiene que ser así
Dices que la responsabilidad es compartida, pero sólo abandonas el escenario, en una hora de duración, los minutos imprescindibles que dura un cante para cambiarte de vestido. ¿Ganas de bailar o presunción de energía? Que hay energía en este cuerpo es evidente. No tengo que demostrar nada en ese sentido, no tengo que hacer alardes de ningún tipo. Son ganas de bailar, ganas de mucho bailar y de bailarle al cante… Parece una paradoja, es un espectáculo de cante pero lo bailo todo, bailo los silencios, bailo las transiciones. Lo bailo todo. Y porque tengo que salir a cambiarme que si no…
¿Cómo eliges los cantes apropiados?
Bueno, la elección de los cantes es compleja. En principio había muchos más cantes. Yo había elegido muchos palos que, por diferentes motivos, tenía ganas de bailar; unos porque no los había hecho todavía y otros porque necesitaba darles otra vuelta de tuerca. La elección de los cantes fue una cosa natural, fueron entrando por sí solos y acoplándose en las transiciones.
¿Los seleccionas tú misma?
Los elijo yo misma, pero comparto esta decisión con el director musical [el guitarrista Miguel Iglesias] y con el cantaor. Es un trabajo muy a fondo y muy pensado.
¿Se te ha quedado algo en el tintero?
Sí. Ya los tocaremos más adelante. Había más, pero había que descartarlos porque la obra no puede ser eterna.
¿Cuáles son tus referentes a la hora de crear? ¿De quién te acuerdas?
En este espectáculo, como el trabajo no era tan coreográfico, mis referentes han sido todos de cante. En los espectáculos anteriores he mirado a los maestros que han influido directamente en mi carrera, con los que yo he trabajado. Maestros como Javier Latorre o Mario Maya. Y también otros maestros que, aunque no haya trabajado con ellos, he sido testigo de su trabajo.
¿Concedes mucho terreno a la vanguardia y a la contemporaneidad?
Esa vena contemporánea me sale de vez en cuando porque soy joven, porque creo que estoy en la actualidad del flamenco y porque he crecido con otros artistas que ahora son coreógrafos y hacen hincapié en esas técnicas.
¿Por ejemplo tu contacto con Rafael Estévez?
Efectivamente. He tenido la oportunidad de trabajar con él y empaparme de sus formas.
¿Tus músicos gozan también de ese margen de espontaneidad?
Sí. Todos formamos parte del mismo equipo y todos tenemos que caminar en la misma onda. Si yo me siento libre y estoy cómoda también es gracias a ellos. Así ellos también se deben sentir libres dentro del escenario. Hay que darles esa oportunidad. Si no, no hay diálogo ni aparece ese duende que tiene que aparecer
Sí, se os ve cómplices a todo equipo. ¿Cómo has llegado hasta ellos? Bueno, todos estamos en este mundo y todos nos conocemos. Hay veces que los buscas y veces que se coincide en el camino. Eso es lo que ha pasado. Este espectáculo nació de una experiencia en Japón donde estaban la mayoría de los que trabajan conmigo. Personas que artísticamente me marcaron y por eso quise hacer este espectáculo, contar esa experiencia precisamente con ellos.
Ya que hablas de Japón. Extremo Jondo lo has movido por parte del extranjero ¿Qué respuesta has obtenido de esos diferentes lugares?
Buena, siempre buena. Les ha resultado sorprendente el formato tan novedoso y minimalista, tan reducido, con los mínimos elementos. Lo cual ha sido aceptado porque la calidad no ha disminuido. Por ejemplo, el último lugar donde hemos estado es en Nimes y realmente no me sorprendo de que en el extranjero lo entiendan y les guste, pues están muy preparados tanto para ver un trabajo vanguardista que uno más tradicional. De hecho hemos movido más este espectáculo fuera que dentro de España. Tengo mucho interés en cómo se desarrollará de aquí adelante porque lo vamos a mover más a nivel nacional.
Con lo cual, sigue evolucionando.
Claro. Porque está vivo, porque está vivo.
Por otra parte vemos algunas constantes en tu baile, que te han ido acompañando a lo largo del tiempo. ¿Cuáles son esas constantes?
Sí hay constantes que se ven en mi baile hoy. Características de mi baile de siempre. Aunque me venga esa vena contemporánea, siempre está La Moneta que empezó a bailar, que no tenía tanto conocimiento, que estaba aprendiendo y se morirá aprendiendo. Cuando empecé a bailar, sólo eran ganas de bailar e ilusión. Había mucha intuición y yo creo que eso no se ha perdido. Esa característica de La Moneta se sigue viendo.
¿Una de esas constantes puede ser el remate por tangos?
Claro que sí, porque es uno de los bailes con los que yo empecé y por la tierra, la tierra de los tangos que es Granada. Sí, esa es una de las características. Y, aunque yo creo que la fiera se ha domado un poco, no falta el espíritu.
¿Cómo ves el futuro? ¿Cuál será tu próximo proyecto?
Proyectos siempre tenemos, porque no me gusta pararme, me gusta seguir dándole vueltas a mi trabajo. Tengo uno en mente, que voy a empezar a darle forma y a trabajarlo en el estudio. Espero que se pueda ver antes de que acabe este año.

sábado, 25 de febrero de 2012

El Evangelio según Enrique Morente

Fuente: GranadaHoy 25/02/12
P. TELLO / GRANADA

Los Evangelistas, integrado por miembros de Lagartija Nick y Los Planetas, rescata grandes temas del cantaor.

La huella que dejó Enrique Morente en el panorama musical granadino es muy, muy profunda. No sólo abarca al mundo estricto del flamenco o de sus interminables noches en el pub La Tertulia jugando al ajedrez disfrutando de un buen whisky. Morente caló muy hondo en un universo tan, de entrada, sumamente ajeno, como el del pop y el rock. Desde que decidió, junto a Lagartija Nick, embarcarse en aquella locura sonora que es Omega, se ganó el respeto de todos los rockeros locales y nacionales. Pero Morente no se quedó ahí. Tras su experiencia con Lagartija Nick, volvió a probar suerte con Los Planetas colaborando en varios de sus proyectos. Ahora los miembros de las dos bandas han decidido unir fuerzas en Los Evangelistas y sacar un disco hermoso y humano, Homenaje a Enrique Morente. Contiene, desde otras formas, las verdades del cantaor granadino, el Evangelio de Enrique Morente. 

"Todo comenzó cuando en La Noche Blanca de Córdoba nos propusieron el año pasado rendir homenaje a Enrique a los pocos meses de su muerte", recuerda ahora Antonio Arias, cantante y bajista de la nueva formación. "En principio se habló de que interpretásemos temas de Omega, pero hablando con Jota una noche, pensamos que qué mejor homenaje sería, en lugar de recrear lo que habíamos hecho con Morente anteriormente, hacer versiones de su música. Además, tocar Omega sin la voz de Morente... En principio, todo aquello era un proyecto nuevo enfocado hacia el directo, pero aquello fue tomando forma hasta que nos dimos cuenta de que podíamos grabarlo". 

En aquel concierto de Córdoba, la actuación de Los Evangelistas fue presenciada por miles de personas. Muchos se quedaron electrizados y otros, perplejos. Pero también se habían quedado perplejos en su momento, cuando Omega vio la luz en 1997. A Eric Jiménez, el batería, se le ocurrió la idea de llenar el escenario de velas y cirios. Fue absolutamente impactante y el grupo vio que aquella música debía ir más allá que un mero concierto. 

"Durante mucho tiempo, con Enrique vivo, él nos había propuesto hacer una banda que se llamaría Enrique Morente y los de La Chana", rememora Arias. De manera que, cuando nos unimos Lagartija Nick y Los Planetas, estábamos continuando algo que él había querido". 

Mucha gente valora al Enrique Morente cantaor, al Morente intérprete, a aquel hombre con fuego en la garganta que incendiaba el aire, pero nadie se paró a fijarse en el Morente creador, en el Morente compositor, en el Morente autor de canciones tales como La estrella, En un sueño viniste, o Gloria. Los Evangelistas sí. "Cuando comenzamos a grabar y a ensayar nuestra versiones", dice Arias, "vimos que podíamos hacer las cosas de otra manera: rebuscar los temas más escondidos e interesar a la gente en la discografía de Morente. Como Enrique había tenido una relación bastante rara con las discográficas, muchos de sus discos andaban por ahí perdidos. Y había muchos temas en el olvido", explica el cantante y bajista. 

De Homenaje a Enrique Morente se está diciendo que tiene un sonido muy místico. "Cuando abordamos el proyecto, la muerte de Enrique estaba muy reciente", dice Arias. "Nosotros queríamos explorar en las sonoridades. El sentimiento del disco, al principio, era muy trágico. Yo creo que el aire que más se respira es de ausencia y misticismo. Por otro lado, el ingeniero de sonido, Martin Youth Glover, quería experimentar muchas cosas. El hablaba de wide open, wide stereo (apertura extensa, estéreo extenso). 

El disco se presentará próximamente en el Palau de la Música de Barcelona, uno de los últimos lugares en los que actuó Morente y del que existe constancia documental en la película Morente. "Es que es un proyecto muy especial y es propicio para interpretarlo en sitios especiales", comenta Antonio Arias. "En Granada nos gustaría muchísimo tocarlo en el anfiteatro del Generalife. Sería lo ideal para nosotros". 

En el disco colaboran la hija del cantaor, Soleá Morente, y la viuda de éste, Aurora Carbonell, además de la cantaora Carmen Linares. "La relación con Aurora y Soleá es prácticamente una prolongación de la que teníamos con Enrique", señala el cantante de Los Evangelistas. "Al trabajar con ella nos dimos cuenta de que utilizaba prácticamente el mismo código musical de Enrique. Además, estando tan reciente su muerte, las dos tuvieron la entereza de escuchar el repertorio, cantar en las versiones que proponíamos. Soleá, además, era muy niña cuando nosotros hicimos Omega, de modo que nuestro ruidismo no le era nada extraño ni ajeno". Después añade: "Empezamos trabajando con Enrique Morente y, años después lo hacíamos con Soleá y todo era muy similar a cuando estábamos con él. Aurora, por su parte, aporta la pintura que aparece en la portada del disco. No sé cuál puede ser la historia interna de ese cuadro, pero es la firma del álbum, es la aprobación de la familia Morente al proyecto, una firma para el recuerdo. Cada uno de nosotros tenía una relación muy personal con Enrique Morente. Después de su muerte, y a través de su familia, también nos dimos cuenta de cuánto nos quería y cuánto nos apreciaba. A todo el mundo le hablaba bien de nosotros". 

Respecto a Carmen Linares, la percepción de Los Evangelistas es la de actuar junto a otra grande del flamenco. "El disco cobró vida propia en el estudio de Los Planetas", dice Arias. "Carmen estaba muy predispuesta a colaborar, porque es una gran amante de Omega. A través de ella hemos visto como nos mira el mundo flamenco. Hay como una cierta comunión entre todos muy interesante, y eso nos gusta mucho. Carmen Linares es, además, muy morentiana, ella ya colaboró con Enrique en un disco y tienen los dos un estilo muy similar. Ella hizo Delante de mi madre. Hace una lección magistral que sintetiza el saber del flamenco". 

Homenaje a Enrique Morente coincide con el lanzamiento del grupo granadino Quäsar, en el que se encuentra el hermano de Antonio, Jesús Arias, y que incluye una versión de Morente, En un sueño viniste, que también hacen Los Evangelistas. "Es pura coincidencia. También Estrella Morente hace una versión de ese mismo tema. Creo que todos estamos intentando de algún modo rellenar el hueco que ha dejado Enrique. La versión que hace la banda de mi hermano ya la tocaban como TNT hace muchos años. Creo que cada uno le ha dado a esa canción su punto de vista personal. Estrella Morente tendrá otra versión completamente distinta". Ésa es quizá la magia que tiene Morente: evangelizar a todos.

viernes, 24 de febrero de 2012

ANTONIO EL PIPA


Fuente: AGENCIA ANDALUZA DE INSTITUCIONES CULTURALES - TEATRO ALHAMBRA
Antonio el Pipafoto Carlos Ysunza
COMPAÑÍA DE FLAMENCO
Danzacalí
Danzar de los gitanos
foto Carlos Ysunza

Febrero 2012: Día 27 (21 h.) 17 €
ABONO CICLO FLAMENCO VIENE DEL SUR
9 entradas por 108 € (con un máximo de dos entradas por espectáculo).
Nº de abonos limitado


Antonio El Pipa. Compañía de flamenco.
Antonio «El Pipa» nace en Jerez de la Frontera (1971) en el seno de una de las familias gitanas del barrio de Santiago con más tradición flamenca, de quienes recibe la formación como bailaor. A lo largo de su ya dilatada carrera profesional, además de participar en formaciones jerezanas, ha formado parte de diferentes compañías como la de Manuel Morao, Cristina Hoyos o Ricardo Franco hasta crear en 1997 su propia compañía. El primero de sus montajes fue Vivencias, dedicado a la memoria de su abuela, Tía Juana la del Pipa, al que le siguieron Generaciones, Puntales, Trilogía, De Cai, el baile, De la tierra, Pasión y ley, De tablao y Puertas adentro (versionado en 2010 para homenajear a Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento) que le han llevado de gira por escenarios nacionales e internacionales y por los más importantes festivales y encuentros de arte flamenco. Acaba de estrenar una nueva versión de El amor brujo, un encargo del ballet nacional de cuba, en el que es director artístico y coreógrafo. Su última producción es la que nos presenta en este 2012 que bajo el título de Danzacalí, danzar de los gitanos ha recibido elogios por parte de la prensa como: “Nueva maravilla del mundo”
Considerado fiel y justo heredero del baile gitano más puro y auténtico, libre de artificios y adornos superfluos y alejado de las últimas tendencias que en el baile flamenco vienen operando, ha sido galardonado con el Premio Nacional de la Crítica Española (1997) y la Insignia de Oro de la Peña Flamenca Tío José de Paula. «De tablao» fue considerado además el mejor espectáculo flamenco en 2005, y en 2008 recibió el Premio de la Cátedra de Flamencología de Jerez de Baile Flamenco.
Quelar es Zincalós
Los gitanos siempre errantes, siempre cambiantes, llenos de aventuras y vivencias, y hasta de supervivencias que nos hacen conocedores de una historia que nos ha ido marcando a lo largo de nuestra existencia. Largos caminos, de un pueblo a otro, de una ciudad a otra, de un país a otro, de ahí una enriquecida cultura, y de ahí, a la vez, un mayor arraigo a la nuestra, a la propia. Comunidades en familia, hermandad y respeto por los nuestros; admiración por lo desconocido y defensores de lo que ofrecemos, nuestro mayor y mejor patrimonio, con el que mejor nos expresamos, y con el que nos defendemos; el que nos dio un lugar, apaciguó una riña, acercó a un romance o nos consiente una nueva unión, unión de amor. Por eso campiñas y acampada para una reunión, noches y lunas llenas, llenas de romances, amaneceres de días nuevos para el jornal, una nueva ciudad para triunfar y una familia unida para dar, para dar y regalar lo que tenemos, la esencia del «danzar de los gitanos, Danzacalí» y aquí, en estas nuevas tierras de la baja Andalucía un nuevo lenguaje: sencillamente el Flamenco.
ELENCO (Chifrumía)
Bailaor principal (Quelararó brotorboró): Antonio El Pipa
Bailaor solista (Quelararó gelé): Isaac Tovar
Bailaora solista (Quelararí gellí): Macarena Ramírez
Cuerpo de baile (Drupo on quelañí): Ana Ojeda, Luz Mª De La Hera, Marta Mancera, Antonio Vázquez, Manuel Del Río, Juan C. Avecilla
Cante (Guillabar): Mara Rey, Maloko De Sordera, Joaquín Flores,
Guitarra (Bajañí): Juan José Alba, Fco. Javier Ibáñez
Compás (guajaís): Luis de la Tota

El Ayuntamiento 'indulta' a la música en directo y flexibiliza la normativa

Fuente GranadaHoy 24/02/2012

El Consistorio y la plataforma Granada en Vivo firman un convenio para poner en marcha un programa piloto de conciertos en los locales que lo soliciten.
La música en directo ve la luz al final del túnel. El Ayuntamiento de Granada ha buscado "los resquicios" de la normativa actual -que se ha llevado por delante a locales emblemáticos como la sala Sugarpop- para sellar un convenio de colaboración con la asociación Granada en Vivo para programar actuaciones en diferentes espacios de la ciudad. El 'experimento' tendrá lugar entre el 16 de marzo y el 1 de junio y la asociación Granada en Vivo ha puesto en marcha la web www.granadaenvivo.com para que locales y grupos de la ciudad se pongan en contacto y cierren la agenda de conciertos para estos tres meses.

El concejal de Cultura, Juan García Montero, reconoció ayer en la firma del convenio que "este proyecto tendría que haberse puesto en marcha con mayor celeridad" aunque se mostró convencido de que "abre un camino muy importante en el sector musical para convertir a Granada en la capital de la música en vivo". García Montero destacó también que la Concejalía de Medio Ambiente tendrá más flexibilidad a la hora de otorgar licencias para lograr que el mayor número de locales participen en la iniciativa, a la que podrán acogerse pubs, discotecas y bares habilitados para música en vivo. Además, los conciertos tendrán lugar cualquier día de la semana hasta las once de la noche, para evitar molestias a los vecinos.

Por su parte, el representante de Ganada en Vivo, Joaquín Sánchez, resaltó que se trata de un programa "sin precedentes que servirá para recuperar los locales con música en directo que se han ido perdiendo en Granada". En su opinión, con esta "legislación excepcional" se crea un precedente a nivel nacional. "Ya nos han llamado plataformas similares de Cádiz y Valladolid para interesarse por este proyecto", apuntó Sánchez.

Por último, García Montero señaló el simbolismo de iniciar la programación el 16 de marzo como actividad alternativa al macrobotellón del día de la primavera convocado para ese mismo día.

Flamenco del Sur no viene de Granada

Fuente: GranadaHoy 23/02/2012

El ciclo del Instituto Andaluz del Flamenco que se celebra en el teatro Alhambra margina por segundo año consecutivo a los artistas granadinos, pese a contar con propuestas de Manuel Liñán o La Moneta, entre otros.

El flamenco no tiene fronteras, pero sí provincias. Y los artistas de Granada se han vuelto a quedar fuera por segundo año consecutivo de la programación del cicloFlamenco viene del Sur del teatro Alhambra. En la nueva temporada que comienza la próxima semana actuarán artistas de Jerez de la Frontera -Antonio el Pipa, Gerardo Núñez, Mercedes Ruiz, Juana la del Pipa, Dolores Agujetas y La Macanita-, Sevilla -Manuel Franco, Manuela Carrasco y Niño de Pura-, Cádiz -Laura Vital-, Huelva -Rocío Márquez- y Córdoba -Úrsula López-. En la presentación del ciclo, la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María Ángeles Carrasco, explicó que tres artistas granadinos participarán en Flamenco viene del Sur a nivel andaluz: Belén Maya en Córdoba, Miguel Ángel Cortés en Sevilla y Josemi Carmona en Granada. Sin embargo, Belén Maya nació en Nueva York y no guarda especial relación con Granada -aunque tiene vinculación con la ciudad por su padre, el desaparecido Mario Maya-. Miguel Ángel Cortés sí se crió en el Albaicín aunque hace ya años que emigró a Sevilla para acompañar al toque a figuras como Arcángel o Carmen Linares. Por último, Josemi Carmona, ex componente de Ketama, ha vivido toda su vida en Madrid aunque pertenece a la saga de los Habichuela. Y aquí acaba la presencia granadina en un ciclo que cuenta con 36 funciones en todas las capitales de provincia de Andalucía. 

Los espectáculos programados son una selección de las más de doscientas propuestas artísticas presentadas en el Instituto Andaluz del Flamenco tras la convocatoria publicada en prensa. Este trámite lo cumplimentaron artistas como el bailaor granadino Manuel Liñán, que presentó su espectáculo Tauro con el que en las próximas semanas actuará en el teatro Villamarta de Jerez, el 'templo' del flamenco. Liñán, que estuvo nominado a los premios Max de danza por En sus 13, ganó el premio en 2010 junto a Teresa Nieto y Olga Pericet por De cabeza

También Fuensanta La Moneta presentó su proyecto para el ciclo de la Junta de Andalucía. La bailaora del Zaidín, que ganó el premio El Desplante en el Festival de las Minas en 2003, participó en la convocatoria pública con su espectáculo Bailar vivir -que estrenó en la pasada Bienal de Sevilla- pero el Instituto Andaluz del Flamenco no tuvo en cuenta su propuesta. Otro caso peculiar es el del guitarrista del Sacromonte Habichuela Nieto, ganador de la última edición del Festival de las Minas, lo que suele ser el pasaporte a Flamenco viene del Sur. Habichuela, que está inmerso en la grabación de su nuevo disco, no participó en la convocatoria al desconocer el proceso de selección del Instituto Andaluz del Flamenco. En la lista de agravios también figuran el cantaor Juan Pinilla y la bailaora Patricia Guerrero, triunfadores en el Festival de las Minas en 2007 y excluidos del ciclo de la Junta de Andalucía en la siguiente edición, aunque al año siguiente ocuparon su espacio en el teatro del Realejo. 

Otros artistas como los bailaores Adrián Sánchez, Juan Andrés Maya o Iván Vargas han presentado sus proyectos en años anteriores aunque para esta edición han desistido en su empeño. "¿Para qué, si siempre programan a los mismos?", lamenta Juan Andrés Maya, que protagonizó la primera actuación de Flamenco viene del Sur en Granada hace 13 años. 

La bailaora Tatiana Garrido, hija de Mariquilla, es otra de las artistas de Granada que han presentado religiosamente su proyecto año tras año sin recibir contestación alguna desde que en 2005 estrenó Sueños de flamenco. De hecho, en las ediciones de 2010 y 2011, el tocaor Miguel Ángel Cortés ha sido el único grano de arena granadino en la programación del Alhambra. Por contra, artistas como Antonio El Pipa repiten una y otra vez en el cartel de Flamenco viene del Sur. De hecho, el bailaor jerezano abre la nueva temporada en el teatro Alhambra tras protagonizar también el arranque en Granada en 2009. 

El pasado mes de agosto tuvo lugar una manifestación de artistas ante la puerta del Instituto Andaluz del Flamenco para denunciar. Si allí las críticas de figuras como Calixto Sánchez, Pansequito o Manuela Carrasco se centraron en las "políticas de amiguismo" que sigue esta institución a la hora de contratar a los flamencos, en Granada la mayoría de las quejas apuntaron al hecho de que "si no eres de Sevilla, parece que no existes". En este sentido se expresaron artistas como Manolete, Lucía Guarnido, Manuel Liñán, Curro Albayzín o el productor Juan Mesas. Más de seis meses después continúa el quejío de los artistas granadinos.

jueves, 23 de febrero de 2012

Arrebola reivindica la relación de escritores granadinos y flamenco

Fuente: GranadaHoy 23/02/2012
El cantaor y estudioso del cante jondo publica un libro que muestra la relación de autores como Ganivet, Juan de Loxa, Heredia Maya o Lorca con el género musica.
"Granada ha aportado al flamenco mucho más de lo que algunos se creen, empezando por el Concurso de Cante Jondo organizado por Manuel de Falla y Federico García Lorca en 1922". Así de rotundo se mostraba el cantaor e investigador del flamenco Alfredo Arrebola, que ayer presentó en el Colegio Mayor San Bartolomé y Santiago el libro El flamenco en los escritores granadinos, y que trata de la influencia que el cante jondo ha tenido en creadores como Ángel Ganivet, Federico García Lorca, José Heredia Maya o Juan de Loxa, entre otros muchos. Se trata de un trabajo en el que Arrebola ha invertido varios años. 

"En 1974, en Diario de Cádiz, un crítico, Luis Suárez, publicó un artículo en el que señala que Granada no tenía nada que decir en el flamenco", señalaba el autor del libro. "De modo que, con un colega, comencé a redactar cuatro tomos sobre el cante, el baile y el toque en el flamenco en Granada. Hice también un estudio sobre los poetas y el flamenco y los escritores extranjeros y el cante jondo. El que faltaba era éste". 

En El flamenco en los escritores granadinos, Arrebola hace un repaso por los grandes creadores que se dedicaron a indagar sobre el flamenco o que incluso escribieron poemas y textos que luego fueron utilizados en el cante jondo. 

Ése es el caso Pedro Antonio de Alarcón, Ángel Ganivet, Lorca, Luis Rosales, José Ladrón de Guevara, Rafael Guillén, José Heredia Maya, Juan de Loxa, Juan Gutiérrez, Miguel Ruiz del Castillo, Manuel Benítez Carrasco, Elena Martín Vivaldi, Antonio Carvajal, Fernando Lastra, Juan Gutiérrez, José Guardia, Carmen González, José Ganivet o Manuel Jesús Gámiz. Todos ellos fueron unos apasionados por el cante jondo y escribieron para ese género musical. "Son escritores que llegaron a la conclusión de que el flamenco es patrimonio de la Humanidad", a juicio de Arrebola. "Es el primer libro que se hace en Granada y que representa un estudio completo de esa relación". 

¿Qué ha aportado Granada al flamenco? "Mucho", respondía el escritor. "Sobre todo en la guitarra. No sólo hay muy buenos constructores, sino también muy buenos guitarristas. También, además, Manuel de Falla llegó a la conclusión de que las raíces primeras del flamenco están en Granada. Y los mismos gitanos que después poblarían Jerez y darían esa fuerza al flamenco procedían del Reino de Granada". 

De hecho, en Andalucía, a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, se tenía la percepción de que el flamenco sólo pertenecía a las clases bajas y era un arte menor. Sin embargo, compositores como Manuel de Falla, comprendieron el valor culto de ese género y crearon un evento como el Concurso del Cante Jondo. El libro de Arrebola va acompañado de un CD del propio investigador.