viernes, 16 de marzo de 2012

Miguel Ochando rompe su silencio


Fuente: ideal.es 16/03/12

El guitarrista toca en Granada el día 25 de abril después de triunfar en Europa. No se lo pierdan

VER VIDEO

ÁNGELES PEÑALVER | GRANADA
Es viernes, en una casa de la Vega granadina se escapa el sonido de la guitarra por la ventana. Vive el hombre solo, acompañado por las curvas de madera, que no le suelen traicionar. Acaba de conquistar Miguel Ochando Centroeuropa, en cuatro conciertos que han dejado sin palabras a muchas gabachas. Y ahora toca escuchar a este intérprete en Granada, su tierra, donde ya es profeta y casi un dios, bien lo sabe la gran minoría que lo sigue hace años. Como fiel escudero de Enrique Morente, Carmen Linares y Poveda, o mismamente él solo frente al auditorio. «Yo creo que no hace falta la voz. Es una cosa que ayuda, pero no es imprescindible», se atreve a decir con esa timidez huidiza que no abandona ni en la tarima.
El próximo 25 de abril actúa en Condes de Gabia, en el Palacio del Realejo. No se lo pierdan.
Luego se lo rifarán en Toledo, Barcelona y Pamplona, donde recordará al maestro Sabicas, allí, sin miedo, jugando en campo contrario, en la tierra del que fuera el primer embajador del flamenco.
Miguel (Granada, 1965) es a la guitarra un hombre peculiar, de sensibilidad exquisita. Hace cosas de esas que no están de moda. Un tío raro, que se diría en la taberna. Y le viene de casta. Su padre, mecánico de coches, grabó un disco exclusivamente con cantos de pájaros, una locura, un experimento sin pentagrama que a su vez hizo delirar a Enrique Morente, propenso a entusiasmarse con excentricidades biensonantes.
El próximo 7 de mayo vuelve Ochando a Granada, esta vez al ciclo Flamenco Viene del Sur, en el teatro Alhambra. Tampoco se lo pierdan meciendo la voz de la cantaora María José Pérez.
Por fortuna, para los que gustamos de su personal toque, ya anda trabajando en su segundo disco en solitario. Las limas de uñas encima de la mesa del salón de su casa, los papeles raídos con partituras amarilleantes y los litros de cerveza apilados en la cocina lo delatan. Pero habrá de todo en sus próximos diez temas: creaciones, repertorio popular y recuerdos a grandes maestros. «Será un disco autoeditado y habrá que pagarlo aunque sea a plazos», bromea.
No se lo pierdan. A la tercera va la vencida. Que dice la sabiduría callejera.
Hasta el propio Pat Metheny –un músico muy importante de Estados Unidos, para los que se despisten en este punto– se despeinó la melena en su presencia. «Deja Miguel, deja, ya le toco yo solo a Morente en el tema 'Generalife', no te preocupes...», le soltó el yanqui, poniéndole un puente de plata.
P.D. Asumo la derrota: estas 400 palabras no serán modernas ni trending topic, pero quizá alcancen a destilar un suspiro de eternidad, que ya es algo. No se pierdan el vídeo adjunto de Miguel tocando. Si lo ven, sobran las palabras. Aunque solo hayan sido 400.

No hay comentarios:

Publicar un comentario