miércoles, 2 de mayo de 2012

Eva Yerbabuena y Laví e Bel se traen para Granada tres premios Max

Fuente: granadahoy.com 01/05/12
'Federico según Lorca' y 'Cuando yo era...' le valen a la bailaora el reconocimiento como Mejor Intérprete Femenina en Danza y Mejor Espectáculo · Galardón a la Dirección Musical de 'La barraca del zurdo'
Las artes escénicas granadinas brillaron anoche como nunca en la XV edición de los Premios Max, en la que la bailaora y coreógrafa Eva Yerbabuena se hizo con el premio a Mejor Intérprete Femenina de Danza por su Federico según Lorca -estrenado el pasado verano en los jardines del Generalife- y el de Mejor Espectáculo de Danza por Cuando yo era... de su ballet; mientras que la compañía Laví e Bel se alzó con el premio a la Mejor Dirección Musical para Alejandro Cruz Benavides por su preciosa La barraca del zurdo, que a punto también estuvo de traer a Granada el de Mejor Espectáculo Musical, que fue finalmente a parar a Avenue Q por el montaje que lleva el mismo nombre.

El bailaor y coreógrafo sevillano Israel Galván hizo doblete en dos de las categorías más codiciadas. Galván se llevó el premio a la Mejor Coreografía -a la que también estaba nominado Federico según Lorca- y al Mejor Intérprete Masculino de Danza, los dos por su montaje La curva.

El esperado duelo entre Veraneantes y La avería se saldó finalmente con el triunfo de la primera. La particularísima versión de Miguel del Arco de la obra de Gorky fue elegida Mejor Espectáculo Teatral y sumó a su listado el Max a la Mejor Actriz Protagonista para una Bárbara Lennie exultante de alegría, el galardón a la Mejor Adaptación para Miguel del Arco, el de Mejor Productor Privado de Artes Escénicas a Kamikaze Producciones, Mejor Escenografía a Andrea D'Odorico y Mejor Composición Musical para Arnau Vila.

La actriz y directora Blanca Portillo se hizo con uno de los galardones más codiciados, el de Mejor Dirección de Escena, por su obra La avería. Una emocionada Portillo señaló al recoger su "manzana" en la gala que el teatro "nunca tiene nada que ver con una sola persona sino con un grupo" y que ella ha reunido a uno "maravilloso", en especial sus actores, "que son los atletas del alma y los buscadores de sueños". Junto al de Portillo, La avería sumó el premio a Asier Etxeandía como Mejor Actor Protagonista -imponiéndose a Israel Elejalde y a Carlos Hipólito-, a Elisa Sanz como Mejor Figurinista y a Pedro Yagüe como Mejor Diseño de Iluminación.

Carmen Machi, que llegaba a los Max después de haber ganado apenas hacía una semana el Premio Valle Inclán, fue galardonada como Mejor Actriz de Reparto por su papel en Falstaff. Recta final de los Premios Max. Su homólogo masculino fue Álex Casanovas, que le dio a Un tranvía llamado deseo el nada despreciable galardón de Mejor Actor de Reparto. "No hay papeles pequeños, sino actores con suerte, y esta noche me ha tocado a mí", expresó con emoción.

Y es que el mundo de la interpretación se dio anoche cita en el Teatro Circo Price de Madrid para asistir a la gala de entrega de los XV Premios Max, organizados por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Las Artes Escénicas enfocadas al público familiar fue el hilo conductor de la gala, que estuvo dirigida por Olga Margallo y Antonio Muñoz de Mesa, que contó con la actriz Petra Martínez como maestra de ceremonias y con el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, y actual presidente de la SGAE, Santiago Moncada, entre el patio de butacas.

El dramaturgo Alfredo Sanzol fue otros de los que celebraron a lo grande la noche, ya que obtuvo el Premio al Mejor Autor en Castellano por Días Estupendos. El Max al Mejor Autor Teatral en Gallego se tuvo que repartir entre Avelino Gonzalez, Artur Trillo y Maria Ordoñez por Pelos na lingua; mientras que el Premio al Mejor Autor Teatral en Euskera fue a parar a Mikel Losada, Lander Otaola y Galder Pérez por Sekula bai!, y el de Mejor Autor en Catalán fue para Benet y Jornet por Dues dones que ballen.

Pero la ovación de la noche fue, sin lugar a dudas, para una de las grandes damas del teatro. Julia Gutiérrez Caba recibió emocionada el Max Honorífico a toda una vida dedicada a las artes escénicas y que quiso compartir de forma especial con los suyos. "Dedico este premio a quienes se fueron de mi vida, siempre demasiado pronto", dijo.

Nuevo Teatro Fronterizo, que se hizo con el Premio de la Crítica; el Festival Temporada Alta, merecedor del Max a las Nuevas Tendencias; y el Teatro Las Translatinas, que se alzó con el Premio Iberoamericano, completaron el palmarés de una noche llena de magia y de diversión entre familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario