jueves, 3 de mayo de 2012

Juanillo Heredia: el gitano cabal

Fuente: granadahoy.com 03/05/12
Marina Heredia, Capullo de Jerez o Manolete rinden mañana tributo al artista fallecido el pasado mes de agosto · Regentó un local en el Sacromonte por donde pasaron los grandes del flamenco
G.Cappa
Juanillo Heredia fue uno de esos hombres que, cuando mueren, se llevan consigo un tiempo y una forma única de estar en el mundo. Falleció el pasado mes de agosto, pero amigos como Marina Heredia o Capullo de Jerez le recordarán mañana en el teatro Isabel la Católica en un concierto en el que participará, en el escenario o en el patio de butacas, todo el mundo flamenco de la ciudad. Sus amigos dicen que está junto a Enrique Morente cantando "por celestiales", pero si es cierto que nadie muere mientras sea recordado, Juanillo Heredia está vivísimo.

Comenzó su andadura artística como guitarrista en las zambras del Sacromonte y fue fundador de la Asociación Camelamos Naquerar, "donde hizo cosas muy positivas con los niños de la Zona Norte y con la gente que no tenía trabajo", explica su hija, la bailaora Jara Heredia. Con la Asociación Valparaíso mostró su lado "rebelde" y consiguió "arreglar las infraestructuras del Sacromonte porque no había ni alcantarillado", recuerda Jara sobre una época que vivió a través de los recuerdos de su padre. Inquieto y comprometido, fue uno de los grandes defensores del pueblo gitano a finales de los sesenta, cuando todavía existía cierto 'tufo' de racismo en la sociedad.

Como artista, Juanillo Heredia fue un buen guitarrista pero sin pretensiones de genio, aunque Camarón de la Isla y Paco de Lucía le rindieran amistad y visita cada vez que pasaban por Granada. "Un día estaba en mi habitación y me pareció escuchar la voz de Paco de Lucía. Me asomé y estaba con su gorra blanca cogiendo nísperos", dice Jara Heredia para ilustrar la naturalidad con la que los 'monstruos' del flamenco se acercaban a su casa del Sacromonte. De hecho, su restaurante Casa Juanillo fue el escenario de algunos de los encuentros flamencos históricos más importantes de la ciudad. Además de Paco de Lucía y Camarón, por allí pasaron Remedios Amaya, El Capullo de Jerez, El Indio Gitano o Luis de la Pica, "que hizo en nuestra casa su última actuación". Después, ya en la intimidad, Luis de la Pica siguió cantando junto a Juanillo con un 'polizón' como espectadora. "Como era pequeña me mandaron a la cama pero me quedé toda la noche escuchándole tras las paredes", dice con nostalgia la bailaora. También Enrique Morente compartió con la familia "noches de esas que ya no se viven". Discreto y luchador, se mantuvo en el Sacromonte incluso en los peores momentos, "cuando se hundieron las cuevas o cuando a la gente le daba miedo subir por ciertos sucesos", explica Jara con indisimulado orgullo. Pero Juanillo fue también artista y apareció en varias grabaciones discográficas como Granada baila por tangos, entonando el famoso Mañana por la mañana te espero Juana en el café. Como creador, puso en verso sus despertares en el Camino: "Desde mi cama, miro la luna, veo mi Alhambra, quiero a Granada". En definitiva, Juanillo Heredia "era un bohemio del flamenco".

No hay comentarios:

Publicar un comentario