sábado, 5 de mayo de 2012

Una brillante cantaora llega al Alhambra

Fuente: ideal.es 05/05/12
María José Pérez y Niño de Pura irrumpirán el lunes en el teatro del Realejo en uno de esos espectáculos flamencos imprescindibles 
ÁNGELES PEÑALVER
El lunes llega al teatro Alhambra de Granada una de esas citas artísticas imprescindibles, cuando la palabra imprescindible cobra todo su sentido, dentro del ciclo Flamenco Viene del Sur. No es María José Pérez, almeriense recriada en Graná, una de las voces femeninas más conocidas del momento. Tampoco le ha dado mucho tiempo porque aún ni llega a la treintena. Pero ni por joven ni por ser una artista de culto le faltan habilidades, que las tiene como si una faraona del cante ya fuera: voz a raudales, además de una finura y jondura engarzadas en una simple elegancia que pocas veces se dan cita en un mismo escenario. Y menos en los tiempos que corren.

El día 7 de mayo, a las nueve de la noche. Teatro de calle Molinos, en el Realejo. A priori, por las horas y en el arranque de una semana, parece poco flamenca la cita, que ya la convertirán en excelsa los propios artistas.

El espectáculo se llama ‘Un toque con dulzura’, y en él se unen dos estilos. Además de la garganta de María José Pérez arañarán las tablas las manos en solitario de Niño de Pura, un guitarrista que es técnica, sentimiento, garra, nobleza y flamenco sin aditivos.

En la primera parte, a la almeriense la acompañará a las seis cuerdas su fiel escudero: Miguel Ochando. Sobran presentaciones.

En la otra mitad de la velada, Niño de Pura, como solista, se hará arropar por la percusión de Chupete. Suena cómico, pero el de Pura bien que ha sufrido bajo la batuta exigente de Manolo Sanlúcar, Manuel Lozano y Manolo Carmona, entre otros.

Tiene el instrumentista varios discos en el mercado; el Bordón Minero del Festival de la Unión en sus estanterías; colaboraciones con figurones como Carles Benavent; y producciones –ni más ni menos– realizadas para Aurora Vargas y Pansequito.

Pero volvamos al cante, el centro neurálgico del flamenco. María José Pérez, que heredó la afición de su familia, comenzó a subir a los escenarios muy joven y ha desarrollado una coqueta carrera jalonada de palmadas en la espalda, entre las que destacan el Primer Premio en el Certamen de Jóvenes flamencos de la Federación de Peñas de Sevilla o el Primer Premio del Concurso Nacional de Córdoba ‘Don Antonio Chacón’.

Ella tiene dos discos; ha compartido tablas con Chocolate, Mercé, Linares, Mayte Martín o Arcángel, entre otros; sí, verán ustedes, se apellida Pérez pero –además de su jondura flamenca– es diplomada en Logopedia y sabe, requetebién, dónde pone la palabra y la garganta. Compruébenlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario