viernes, 27 de julio de 2012

“Muchas veces tienes que salir fuera del país para que te valoren”

Fuente: elfarodigital.es 26/07/2012
Beatriz Remacho estará hoy en el Kursaal ofreciendo junto con Iván ‘Centenillo’ y José Fernández un espectáculo en el que se mostrarán los palos más serios y los más alegres del flamenco.

Beatriz Remacho es vicepresidenta del Grupo de Estudio Flamencos de la Universidad de Granada y una gran bailaora. A sus 20 ya es una conocedora de los escenarios de muchos teatros del extranjero, pues ha estado en Rusia y en otros países europeos. Proviene de una familia de artistas, a que no se dedicaban al flamenco. Sin embargo, desde pequeña ha sentido una gran admiración por el taconeo y la sensibilidad de los pasos flamencos y espera en un futuro poder vivir de esta pasión por el baile. Esta noche estará en el teatro Kursaal, donde ofrecerá un magnífico espectáculo de flamenco en el que los melillenses podrán ver la fusión entre la guitarra, el cajón, el cante, el taconeo de sus pies y la expresividad de sus manos. A las 21:15 horas comenzará este montaje, cuya entrada es libre. Esta actuación se enmarca en el curso de verano que se está desarrollando en la ciudad titulado ‘Los palos básicos del cante flamenco’.

Remacho nació en el barrio judío del Realejo de Granada y comenzó en el flamenco con seis años. Se ha formado con muchos artistas de reconocido prestigio, como ‘Mariquilla’, una bailaora ‘granaina’ que ha sido su maestra durante muchos años. Pero también ha recibido los consejos de Manolete, Rafaela Carrasco, Rafael Del Carmen o Eva ‘La Yerbabuena’.

Esfuerzo y sacrificio

Para dedicarse al flamenco, Remacho ha tenido que hacer muchos sacrificios, ya que en vez de salir de fiesta como otras chicas de su edad tiene que ensayar y trabajar muy duro para conseguir avanzar y lograr su mejor formación en este arte. Siempre está aprendiendo cosas nuevas. “Para aspirar a lo más alto hay que continuar formándose”, explicó.

Remacho aseguró a El Faro que no es especialista en ningún palo del flamenco y que muy pocos artistas pueden decir que son expertos en uno u en otro. No obstante, sí que afirmó que cada bailaor se encuentra más cómodo en un palo, por ejemplo ella se siente muy a gusto con la seguiriya, las alegrías, la soleá o con la soleá por bulerías. También destacó que los verdaderos especialistas son los grandes bailaores, como Carmen Amaya.

De gira ha estado con la compañía de ‘Mariquilla’ en Rusia y en Estambul. Cuando entró en este grupo de baile tenía 15 años y no podía salir a los países árabes por diferentes problemas con los permisos, pero sí que pudo ir a Rusia ese año.

¿Cómo reacciona el público de otros países que conocen por primera vez el flamenco? Remacho explicó que depende del país, ya que el público ruso es más frío, pero también lo ven como un baile pasional y exótico y se rinden ante sus expresiones. “A la gente de fuera le gusta cómo se trasmite esta fuerza, incluso más que en España”, apuntó. “Muchas veces tienes que salir fuera de España para que te valoren, porque aquí no se da tanto valor”, aseguró esta bailaora granadina.

La primera vez que se subió al escenario con una compañía de forma profesional tenía doce años. Fue en la Chumbera, donde instalaron tablao y donde vivió una de las noches más emocionantes de su vida. Este mismo escenario se montó en la Alhambra y no puede olvidar la sensaciones de nervios y alegría de actuar con el resto de sus compañeros.

La difusión del flamenco

Actualmente trabaja como profesional en un tablao de su ciudad natal. En este trabajo lleva desde hace dos años y medio y lo compagina con sus estudios de Derecho en la Universidad de Granada. Además, es vicepresidenta del Grupo de Estudios Flamencos de esta entidad, desde la que llevan este arte a todas las facultades de Granada y acercan a los jóvenes un flamenco que muchos creen antiguo o pasado de moda. De esta forma, intenta acabar con los estereotipos de este arte y animar a otros alumnos a que se acerquen a conocer y disfrutar de su pasión.

La creación de este grupo de estudios ha sido muy importante para estos amantes del flamenco, según destacó Remacho, ya que les permite abrir este arte a un público joven. Están empezando poco a poco, pero esta bailaora destacó el gran número de estudiantes que se apuntan en Granada a los cursos que se imparten sobre este arte y los que acuden a los espectáculos.

Los sueños de una bailaora

Como compagina el flamenco con sus estudios de Derecho en la UGR, esta joven quiere ir poco a poco. Tiene el sueño de poder vivir de su gran pasión, es decir, de bailar flamenco encima de un escenario, pero es consciente de que unos estudios superiores siempre le aportarán mayores conocimientos, experiencias y cultura, por lo que terminará Derecho. “Espero que el día de mañana pueda dedicarme a esto y trabajar en una compañía. Ojalá pudiera dedicarme por completo a lo que más me gusta, el flamenco”, aseguró. Le gustaría ir a Nueva York y trabajar en Madrid o Barcelona, trabajar con maestros como Manuela Carrasco.

El flamenco en Melilla

El espectáculo de hoy recogerá en el escenario todas las lecciones que a lo largo de la semana están aprendiendo los alumnos del curso ‘Los palos básicos del cante flamenco’. La idea es que se pueda ver cómo se lleva a la práctica la teoría que se explica en estas clases y que puedan disfrutar de cómo el baile complementa al cante y a la guitarra. En él se verán palos más serios y otros más alegres, para que conozcan los contrastes del flamenco. Junto a ella estará Iván Vilchez ‘Centenillo’ y José Fernández.

Remacho aseguró que este espectáculo siempre es definido como ‘diferente’, porque aunque sea de flamenco puro, se ha adaptado para los tiempos modernos en los que vivimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario