martes, 17 de julio de 2012

Tradición y vanguardia se visten de acento con el Ballet Flamenco Andaluz

Fuente: granadahoy.com 17/07/12
MARÍA PÉREZ RICO
La compañía presentará su espectáculo en dos partes 'Metáfora' y 'Llanto por Ignacio Sánchez Mejías', dentro del ciclo 'Lorca y Granada', con la colaboración especial del bailaor Antonio Canales

Metáfora y vientos del amor brujo, danzas sumergidas en el olor a azahar y misterio. Miscelánea de los cinco sentidos que se unen para acompañar a los artistas de aquella generación, la del 27, dónde en noches de letras y música perfilaban grandes creaciones.

Como expresión máxima de este ambiente y en honor a esta literatura, el Ballet Flamenco de Andalucía lleva al ciclo Lorca y Granada una propuesta con nombre propio. Todos los abanicos del flamenco y sus sabores son los que presentarán en Metáfora flamenca y Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, las dos partes del espéctaculo que se estrena mañana en un entorno tan particularmente granadino como lo son los Jardines del Generalife.

Dirigido y coreografiado por Rubén Olmo, este baile de sensaciones comenzará con la suite de su trabajo Metáfora en la que a través de romances y cantiñas, tangos bulerías, valses flamencos, verdiales o zambras se rinde homenaje a la tradición bailaora del sur con Pastora Galván como protagonista. La puesta en escena cuenta con la de la expresión a través del cuerpo, "la historia se cuenta en danza, no estamos limitados por una escenografía teatral", explica el director.

La muerte de Ignacio Sánchez Mejías se pondrá de manifiesto en la segunda parte, cobrando una especial brillantez gracias a la colaboración de Antonio Canales y del ballet flamenco con dos jóvenes artistas como Patricia Guerrero, bailarina solista, y David Carmona, compositor de la música de Metáfora flamenca.

La labor de estas promesas del flamenco "ha sido imprescindible para la creación del espectáculo ya que", como explicó Olmo, con tan sólo sus 22 años, Patricia Guerrero, proveniente del Albaicín y solista del ballet flamenco, tiene mucho futuro, ya que "si la Yerbabuena ha salido de Granada con ese empaque, al igual que Fuensanta La Moneta, sabia entre las sabias, Patricia va a alcanzar un futuro prometedor, es la nueva niña de Granada".

Por su parte David Carmona, "es un niño que ya tiene su toque, su manera y su encanto, aparte de que téccnicamente hay pocos como él, tiene un gran peso creativo y lo más importante sabe cómo trabajar una obra y componer para danza que no es fácil", apuntó el director.

David Carmona viene de la mano de los grandes de la guitarra como Manolo Sanlúcar. "Es su aprendiz, por lo tanto el que ha recogido y heredado el sonido de Sanlúcar" apostilló Olmo.

Para estos jóvenes, trabajar de la mano de Rubén Olmo y al lado de Antonio Canales ha supuesto "un empuje muy fuerte tanto a nivel personal como profesional" detalló Patricia Guerrero, que admite haber aprendido muchísimo del bailaor "siendo como su esponja, absorbiéndolo todo".

Mientras, el joven compositor David Carmona, con la grabación de su primer disco entre manos, sigue buscando nuevos hallazgos dentro de este mundo, "algo original, que ya no esté visto", apuntó.

La propuesta, que tendrá lugar hasta el 31 de agosto, destaca por esta nueva interpretación en danza hasta entonces nunca hecha del Llanto a Ignacio Sánchez Mejías que compone la parte más dramática del espectáculo es donde Lorca cobra protagonismo en una elegía hacia un andaluz tan claro y tan rico de aventura, como aquel matador que también fue amante de otro mito llamado La Argentinita. En su finca sevillana de pino Montano, donde acogía a los mejores escritores de su promoción en una fiesta donde todavía nos llegan ecos de aquellos días, que el director del ballet flamenco ha querido recoger para mostrar su admiración por Granada y por Lorca a través de un viaje cuya banda sonora se recrea en los tangos de la tierra además de todo esto, y hace un guiño al maestro falla y su Amor brujo.

Lorca y Granada ha sido una apuesta ampliamente reconocida por los premios nacionales de las artes escénicas, los Max de Cristina Hoyos, Blanca Li, Juan José Jaén El Junco o Eva Yerbabuena, así lo atestiguan, con Granada y la pureza de su arte ancestral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario