jueves, 28 de marzo de 2013

“La Semana Santa es una seña de identidad andaluza que cada uno vive a su manera”

Fuente: GranadaDigital.com 28/03/2013
FRANCISCO BARAJAS
Entrevista a Iván Centenillo, cantaor flamenco y universitario
Foto: Álex Cámara
Un cantaor de flamenco universitario granadino, no hay muchos, Iván Centenillo, un hombre joven que nos congratula ampliamente porque no todo es el duende, la esencia y el tronío. Iván Centenillo, con un DVD ya publicado, es un cantaor que aspira a vivir del cante y del Trabajo Social, su disciplina universitaria que estudia en la UGR. Aunque el trabajo social y el cante flamenco no tienen muchas cosas en común, y si se exceptúa que trabajar lo es todo en todos los órdenes. Lo mismo es trabajo por peteneras que trabajar con la comunidad social, modestamente creemos. Aunque un tanguillo de Cádiz, eso, no es lo mismo que marcarse un “tango” con los desempleados. Suerte a Iván Centenillo en sus dos facetas de trabajador: estudiante que pronto será licenciado universitario y cantaor flamenco.

Pregunta.- Un cantaor flamenco granadino del barrio de Cartuja que es joven. Que está estudiando una disciplina académica universitaria, Trabajo Social. Y que ya tiene un disco editado… Lo nunca visto en esta ciudad con más cultura que la cultura misma… ¿Y cómo es eso de ser cantaor flamenco y universitario…?

Respuesta.- Normalmente la profesión flamenca se desarrolla en horario de tarde-noche, por lo tanto, las mañanas son libres y dada mi propia convicción por mantenerme siempre ocupando el tiempo, decidí matricularme en mi carrera y poder llenar ese vacío en horario matinal desarrollando una actividad paralela, adquiriendo otro tipo de conocimientos y complementando la vida artística con una profesión y una disciplina de estudio cuyo objetivo es el de enriquecerme como persona aún más.

P.- ¿Te mola más vivir del cante que del Trabajo Social?

R.- Actualmente vivo del cante. Aún no he experimentado el vivir del Trabajo Social, así que por ahora, no se trata de gustos. Todo se resume en que el cante, por el momento, me permite económicamente sacar adelante mi carrera, que en un futuro espero poder alternar con el arte.

P.- ¿Y lo de impartir clases sobre flamenco también debe de molar cantidad…?

R.- Es una experiencia enriquecedora, sobre todo por la relación entre profesor-alumno. Yo lo paso genial con ellos. Intento que ellos retengan todo lo posible pero con una didáctica amena, un ambiente distendido en el que hay momentos para reír, para conversar de otros temas o para exponer lo que los alumnos ya conocen y comparten con el resto de la clase.

P.- Estamos en la Semana Santa… ¿Qué piensas de la Semana Santa, quizá ludismo, folclore, turismo y Dios y la Virgen por las calles a la misma vez? ¿Qué piensas de las saetas?

R.- La Semana Santa es sin duda una seña de identidad andaluza que cada uno vive a su manera y todas son muy respetables. Se trata de una costumbre muy arraigada en nuestra tierra que cumple todos los requisitos que anteriormente comentabas en tu pregunta, dependiendo de las visiones, y sin duda, es una fuente de ingresos importante para la economía local en estos tiempos que vivimos actualmente. En cuanto a la saeta en Granada, hubo un tiempo, años atrás, en que la proliferación de este tipo de cantes era poco habitual y la calidad dejaba bastante que desear. Ahora sin embargo ocurre lo contrario, hay una cantera importante de saeteros y una calidad exquisita en cuanto a su ejecución.

P.- Si tuvieses que comparar el flamenco con la universidad… ¿Tienen o no tienen algo en común?

R.- Ambas disciplinas son fuentes de conocimiento inagotables. La universidad te da ese conocimiento que toda persona requiere para desarrollarse en la sociedad, el saber estar, el proceder, etc. Todo esto se puede poner en común también con el flamenco sin duda alguna.

P.- Iván… ¿Qué palo flamenco te resulta más difícil?

R.- No podría centrarme en un palo concreto. Subirse a un escenario ya es una tarea compleja que requiere una seria preparación por parte del artista y que merece un respeto importante por parte del público. El Flamenco en sí, más que difícil, es algo a lo que hay que prestarle especial atención, hay que mimarlo, admirarlo, respetarlo, querer conocerlo y sobre todo darle tiempo al tiempo, ya que se trata de una “carrera que no tiene fin” en todas sus vertientes.

P.- ¿Granada es una ciudad flamenca en toda la extensión de la palabra?

R.- ¡Por supuesto que sí! Y me atrevo a decir que desde el nacimiento del flamenco ya realizo una inclusión importante en el mismo. De Granada han salido muchísimos artistas emblemáticos en todas las disciplinas flamencas, con una calidad inmejorable. Actualmente la crítica alaba, en multitud de ocasiones, al arte procedente de nuestra tierra. Tenemos nuestros propios cantes granaínos que se incluyen en ese imaginario de palos flamencos que existe y en cuestión de Tangos flamencos, sin duda, somos la zona en la que más estilos diferentes se conocen y más rica en esta variante flamenca.

P.- ¿Y cuál es tu próxima meta o proyecto en eso de editar otro disco nuevo?

R.- Actualmente mi meta más importante es terminar mi carrera universitaria. Mi objetivo, al término de ésta, es poder enfocar mis estudios al flamenco desde el Conservatorio para enriquecer mi labor artística aún más. El tema de un nuevo trabajo discográfico lo veo aún lejano por el momento. Todavía queda mucho por disfrutar este primer disco.

P.- Iván, vamos a hablar del momento actual de nuestro país (España), y porque la opinión de los jóvenes hay que tenerla muy en cuenta… ¿No hay crisis económica que cien años dure ni político que los aguante sin resolver nada?
R.- El pensamiento es ese. Está claro que esta situación no va a durar toda la vida y somos los jóvenes los que tenemos que proponer y promover alternativas que nos encaminen a la estabilidad y hacia un futuro mejor.

P.- ¿Y tú que opinas sobre tener que emigrar para poder sobrevivir con dignidad humana?

R.- Es algo por lo que se debería de trabajar, con el objetivo de evitar este tipo de situaciones. Es triste que durante tantos años hayamos avanzado en multitud de derechos, de prestaciones que aseguren nuestro bienestar, de calidad de vida y que ahora, esta situación que nos acecha cada día, atente contra todo lo que hemos conseguido hasta el momento con nuestras luchas sociales, llevando a que todos estos logros adquiridos se encuentren en ocasiones en la cuerda floja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario